Despegando etiquetas: “Rojo. Historia de una cera de colores”

1

Título: Rojo. Historia de una cera de colores.

Título original: Red. A Crayon’s Story

Traducción: Roser Rimbau.

Autor del texto y las ilustraciones: Michael Hall.

Editorial: Takatuka.

Precio: 15€.

Resumen: Rojo es “ella”, una cera de colores. De color rojo.

Al menos, eso es lo que pone en su etiqueta, en el papel que rodea a las ceras de colores.

Pero nosotros (lectores) vemos que Rojo en realidad es azul.

El narrador (un lápiz que nos va escribiendo la historia) nos cuenta que nadie sabía qué le ocurría a Rojo, pero que la pobre no era capaz de “hacer las cosas bien”.

Las fresas le salían azules. El coche de bomberos, también. Y claro, eso está “mal”.

Su profesora le pedía que practicara más. Pero eso no funcionaba.

2

Su madre creía que debía mezclarse con otros colores. Nada.

Sus abuelos le intentaban reforzar… con ropa. “La falta calor”.

Nada de eso servía. Y la pobrecita Rojo estaba en boca de todos (genial ilustración de todos las ceras “criticando”).

Si hasta los materiales de manualidades (tijeras, celo, sacapuntas) la ayudaban… pero no servía.

3

Hasta que Rojo conoció a alguien, el color Baya, que le pidió que le pintara un mar azul.

No puedo. Soy de color rojo”. “¿Por qué no pruebas?”.

Y probó.

Quedó perfecto.

Y no se quedó ahí: vaqueros, ballenas, pájaros… ahora sí que quedaban bien.

4

Porque ella era de color azul. Y todos lo comentaban” (misma imagen de las ceras hablando de Rojo, pero ahora en términos positivos).

Rojo acaba tocando el cielo con las manos (la última ilustración remite a la portada, con la cera de colores pintando el cielo. Y todas la ceras debajo).

5

Opinión Personal: es un cuento con tantísimas lecturas y tantísimos detalles que me cuesta delimitarlos un poco.

Respecto al aspecto “formal”, de la obra, está lleno de sorpresas, de ingenio, de pequeñas bromas que se descubren releyendo el libro.

La combinación de los colores es impactante. El autor alterna páginas en negro con páginas en blanco. Así, las páginas en negro están destinadas a “la gente” (las ceras) aconsejando o criticando a Rojo. Las páginas en blanco (alternadas), son las demostraciones de los “errores” de Rojo (primero) y sus aciertos (después).

6

La psicología de los personajes también es muy buena: la profesora, en su papel didáctico, le pide a Rojo más esfuerzo; la mamá, en su papel cariñoso, “quiere que se mezcle con otros” (que tenga amigos, que le quieran, que le acepten. Todo lo demás le da igual); los abuelos (de color gris, chiquititos porque se han ido gastando) le ofrecen una bufanda.

Los materiales de manualidades (¿la ayuda técnica, quizás?), bienintencionados, le ofrecen consejos que, sin ser malignos, no sirven a Rojo para nada.

Así, nos encontramos con un cuento que aúna profundidad psicológica con sencillez técnica.

¿Y qué nos quiere decir la historia de Rojo? ¿A quién se dedica, para quién está destinada?

Claramente, entramos en el terreno de las personas (los niños) que están “mal etiquetados” desde que nacieron. Se espera que sean de un modo concreto, y claro, lo hacen todo mal respecto de ese modo. Pero cuando por fin (no sin dolor, no sin intentos) encuentran su camino, todo se soluciona.

7

Las ceras son claramente un ejemplo de la Sociedad. Han etiquetado a Rojo y se limitan a hablar de él. Esas ceras reunidas en la página de color negro recuerdan increíblemente a los aquerrales de padres que se reúnen en ciertos colegios, a hablar de los niños de otros. Porque sea en términos negativos (la mayoría) o positivos (los dulces Sol y Verde Mar) hablando no solucionan nada, más que el hecho de que Rojo esté en boca de todos.

Los materiales de oficina, que ejemplifican la ayuda externa, pone de manifiesto que la ayuda, si no es adecuada, por muy bien intencionada que esté, no sirve de nada (más que para sumir a Rojo en desconcierto y estupor).

¿Y cómo encuentra Rojo la salvación? Pues de la mano de otro color (de otro niño); es decir, en la sencillez. La solución más simple.

Rojo estaba mal etiquetada (gran un acierto por parte del autor que sea una protagonista femenina).

¿Entramos en terrenos más metafísicos y hablamos de a qué se puede estar refiriendo exactamente Michael Hall? No. No hace falta.

Porque Rojo se refiere a todos los niños que no encajan, pero que lo harán cuando sepamos cuál es el lugar al que pertenecen. Y nos dan igual las causas.

8

Recursos didácticos:

  • Observación: que el niño se fije en Rojo, a ver si encuentra lo que ocurre (ellos son la monda, se fijan según abres la página).

  • Vocabulario de colores: leer las etiquetas de todos las ceras que salen (diferentes modos de llamar a los colores).

  • Observación: ¿por qué la mamá de Rojo es más “bajita” que ella? ¿Por qué los abuelos son tan diminutos? Explicar

  • Observación: ¿quién está contando la historia?

  • Deducción: ¿por qué cuando Amarillo y Rojo se juntaron el color resultante fue verde, en lugar de naranja? Explicar.

  • Empatía: ¿cómo cree el niño que se sentía Rojo? La mejor ilustración, respecto a esto, es la del semáforo.

  • Empatía: ponerse en el lugar del otro. Las ceras, al hablar de Rojo cuando ella no está, ¿hacen bien o hacen mal?

  • Empatía: ¿los materiales de manualidades intentan ayudar? ¿Son amigos?

  • Amistad: ¿le gustaría al niño tener una amiga como Baya, que saca lo mejor de uno mismo?

  • Comprensión: ¿cómo cree que se siente Rojo al final del cuento?

  • Conocimiento interno del niño: ¿a él se le da mal algo en clase? ¿Hay algo que se supone que ha de hacer pero le resulta molesto?

Edades: a partir de 4 años.

9

Anuncios

Un comentario en “Despegando etiquetas: “Rojo. Historia de una cera de colores”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s