Sunshine

1

Título: Sunshine.

 Autora: Jan Ormerod.

Editorial: Picture Puffin

Precio: descatalogado. Yo lo adquirí por 15€ de segunda mano, pero puede llegar a los 150 desde el fallecimiento de su autora.

Resumen: cuento sin texto. Progresión de acuarelas, que cuentan el despertar mañanero de una niña pequeña y sus padres, en una sucesión (alternadas, a veces, de tal modo que parecen un cómic) de escenas de la vida cotidiana, en la que el detallismo gráfico (los pliegues del camisón doblados, la luz rosada del amanecer que se pasea por la colcha) y la expresividad de los gestos y las facciones resalta y acompaña una acción rutinaria no exenta de humor (la tostada que se quema; los padres preparándose a toda prisa mientras la niña, ya arreglada, se ríe).2

Sunshine nos cuenta el despertar de una niña (¿3 años?) en su habitación; va a despertar a su padre, que la acompaña a la cocina; la niña desayuna y el padre lo prepara; van a despertar a la madre, con una bandeja. Leen la prensa en la cama. Los padres se vuelven a dormir; la niña, aburrida, va a hacer pis, lavarse las manos y los dientes, se viste sola (preciosas escenas secuenciadas en 22 dibujos casi simultáneos, las más conocidas y populares de la obra), avisa a sus padres de la hora, ellos se arreglan a toda prisa, finalmente salen de casa. Ya fuera, al pasar por delante de la ventana, la niña mira dentro (ha dejado a su inseparable muñeca).

3

Opinión Personal: yo descubrí el cuento por mi cuñada, que a la vez lo descubrió porque mis sobrinas lo sacaron a la biblioteca; y les gustó tanto que consiguió dar con él (ya he dicho que es difícil). Ambas, mi cuñada y yo, nos enamoramos de la autora, recientemente fallecida, una institución en su país de origen (Australia) y en el que la adoptó (Inglaterra), por el arte de sus ilustraciones, perfectamente secuenciadas.

4

A pesar de lo “adulto” de las imágenes, de la normalidad de lo que cuentan, de la falta de texto (o precisamente por ello) a los niños les encanta este cuento, este álbum ilustrado, este arte en miniatura. Hiperrealismo secuenciado.

La cotidianeidad de las rutinas que relata, además, les procura tranquilidad, les sumerge en algo que conocen y que suele permanecer así.

Recursos didácticos:

  • Observación, resumen: ¿qué ha hecho la niña?
  • Conocimiento del niño: ¿cuál es su rutina mañanera?
  • Conocimiento del mundo: ¿le parece que tienen mucho tiempo desde que se levantan hasta que finalmente salen de casa? ¿La niña se viste sola muy pronto?

5

  • ¿Qué ilustración le ha llamado más la atención? ¿Le recuerdan al cómic?
  • Observación: ¿se ha fijado en la postal que aparece cuando aparece el periódico? ¿Cuándo vuelve a aparecer?
  • Es un cuento muy bueno para enseñar a los niños a que se vistan y se laven solos, como hace la protagonista. Se nota que es británica (la media de edad en la que se visten por ellos mismos es sensiblemente inferior a la española).

Edades: a partir de 3 años.

6

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s