Libertad individual: “Monstruo Rosa”

monstruorosa

Título: Monstruo Rosa

Autora del texto e ilustraciones: Olga de Dios.

Editorial: Apila Ediciones

Precio: 13€.

Resumen: “Antes de nacer ya era diferente a los demás” (dibujo de varios huevos “normales”, y en el medio un huevo enorme, rosa, peludo).

Y cuando nació, se confirmó: era rosa, y los demás eran blancos (y grande y peludo mientras los demás, pequeños, con gafas y pico). Además, sonreía continuamente en un mundo donde los demás no podían.

“Vivía en un lugar donde todo era blanco, el cielo estaba tapado por una gran nube. Los árboles, las casas, hasta la tierra era blanca”.

Y Monstruo Rosa destacaba, claro, si es que ni podía jugar al escondite… no cabía en su casa para dormir…

monstruorosa2

Así que Monstruo Rosa se marcha, coge su maleta y se va, atraviesa montañas en bicicleta, el mar en barco de papel, y hasta un desierto.

Hasta que llegó a un lugar donde salía el sol, llovía, y descubrió el arcoíris.

En ese lugar había gente muy diversa: bicho pelota, pájaros amarillos, ranas de tres ojos y un monstruo azul con brazos largos.

Y cada uno tenía su casa especial.

Así que Monstruo Rosa “se quedó a vivir y nunca paró de sonreír”.

(La imagen final es Monstruo Rosa con un cartel de “Bienvenidos” y los pájaros blancos llegando por otro lado).

monstruorosa5

Opinión Personal: el cuento es un evidente, obvio y claro canto a la libertad individual, pero no por ello lo menoscabamos. Está destinado a un público infantil, y defiende la libertad y la elección personal por encima de todo.

Quizá lo que destaque (además de la elección del binomio de color: utilizar un blanco en lugar de negro, que hubiera sido lo obvio) sea el tono feliz del cuento. No hablamos de un “monstruo” que se siente triste por no encajar y acaba contento. Estamos hablando de un protagonista que es feliz, contra viento y marea. Él está a gusto en su cuerpo. Él siempre sonríe. Él no ve un problema en que le encuentren siempre jugando al escondite, ni en no caber en su casa.

monstruorosa6

Se siente bien.

Pero decide marcharse a otro lugar no porque se sienta mal, sino porque necesita un nuevo horizonte. Es decir, Monstruo Rosa no huye de nada, sino que corre hacia algo que necesita y desea más. Va a sentirse mejor, si cabe, ¿por qué no? Pero él ya se sentía bien.

Me parece importante destacar eso, porque lo que más brilla de este álbum es la felicidad que destila, el arcoíris de amor, el buen sabor que queda al lector y al niño al llegar a la última página, en la que todos recibimos con los brazos abiertos a los “pájaros” que no podían sonreír por culpa de su pico.

Recursos didácticos:

  • Comprensión: ¿por qué es diferente “antes de nacer” Monstruo Rosa a los demás? (el libro viene con las preguntas, es muy didáctico. El niño va señalando las diferencias que se le ocurren.
  • Empatía:¿Se siente mal Bicho Rosa por ser como es? ¿Está triste porque no “cuaja”, o lo lleva bien?
  • Conocimiento interno del niño: ¿el niño se sentiría tan bien como el Monstruo Rosa si él se diferenciase mucho de sus compañeros de clase, por ejemplo?
  • Atención: fijarse en las ilustraciones. ¿Qué diferencia al mundo “blanco” del mundo “Nuevo” que descubre Monstruo Rosa? Aparte de la evidente (el color); ¿qué más cosas le llaman atención al niño?
  • ¿Qué ilustraciones le han gustado más?

Edades: 3 a 8 años.

monstruorosa8

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s