Mauro necesita un abrazo

mauro

Título: Mauro necesita un abrazo.

Título original: Hugless Douglas.

Traducción: Elena Gallo Krahe.

Autor del texto e ilustraciones: David Melling.

Editorial:  Edelvives.

Precio: 11€.

Resumen: Mauro es un oso pardo que acaba de despertar de su hibernación. Y se da cuenta que necesita un abrazo.

Va buscándolo. Primero, abraza a “algo grande”, una piedra, que acaba cayéndosele encima.

Luego, abraza “algo alto”, un árbol, y sólo consigue astillas.

Pasa a “algo mullido”, un montón de hojarasca… en el que hay unas ovejas que huyen de él.

Agobiado porque alguien le abrace no escucha, se impone, y consigue enfadar a una lechuza (a la que daña) y a un conejo (al que saca de su madriguera). Pero el conejo, al menos, entiende la cuita de Mauro, comprende su necesidad y le lleva (acompañado del resto de animales, aunque le están mirando un poco mal) a la entrada de una cueva, en la que se oye cómo alguien se despereza en ese momento.

Mauro corre raudo y acaba en los brazos de su mamá, porque “los mejores abrazos son los de una persona querida”.

Opinión personal: aunque el argumento parezca ñoño el cuento no lo es; está lleno de humor. Al niño le gusta cómo Mauro mete la pata, se hace daño con la roca, no encuentra acomodo con el árbol… también, que a pesar de buscar algo de cariño lo hace de tal modo que todos huyen de él. Pero no porque sean malos, sino porque Mauro, en su apresuramiento, acaba dañándoles (la lechuza está llena de tiritas, una pobre oveja acaba pegada en su trasero…). Mauro hasta se suena la nariz con la cola del pobre conejo, que es el único que encuentra la solución (aunque el resto de animales, mostrando empatía, le acompañan también a la cueva).

El final del cuento matiza que los mejores abrazos son “los de una persona a la que quieres”, no necesariamente una mamá.

El cuento acaba con ilustraciones a doble página de “tipos de abrazo”, entre el coneja y varias ovejas.

Recursos didácticos:

  • ¿A qué se abrazó Mauro? A algo grande, que es… Y así sucesivamente.
  • ¿Por qué no abrazaba bien la roca? ¿Y el árbol? ¿Qué le ocurría con el grupo de hojas?
  • ¿Por qué la habitación de Mauro está tan desordenada y hay tanta comida acabada? Hablar de la hibernación de los osos.
  • Fijarse en los detalles (en la habitación de Mauro hay una foto de su mamá y él fundidos en un abrazo, exactamente igual que la escena final).
  • Desarrollo de empatía: Mauro consiguió lo que quería cuando el conejo se molestó en escucharle.
  • Es un buen cuento para contar en cuentacuentos, por la expresividad (se cae con la roca, se astilla con el árbol; se cepilla el pelo de todo el cuerpo, cosa que a los pequeños les hace muchísima gracia). Se pueden ejemplificar todos los abrazos con un grupo de niños…

Edades: 2 a 4 años.

 

Anuncios

Un comentario en “Mauro necesita un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s