La gallinita roja

lagallinitaroja

Título: La gallinita Roja

Autora del texto: adaptación de Pilar Martínez.

Autor de las ilustraciones: Marco Somá.

Editorial: Kalandraka.

Precio: 13€

Resumen: Una gallina roja vive, con sus tres polluelos, en una granja. En la granja viven también “un perro holgazán, un gato dormilón, y un pato muy jaranero”.

Un día la gallinita encuentra unos granos de trigo, y decide sembrarlos. Pide ayuda a sus tres amigos pero le contestan, sucesivamente, “yo no”, “yo tampoco”, “ni yo”.

Así que ella, con sus polluelos, planta los granos.

Una vez crecido el trigo y maduro, la gallinita pide ayuda a sus amigos para segar las espigas, y con las mismas palabras de antes, se la niegan. Así que la gallinita, con sus polluelos, siega el prado.

Luego lleva los granos al molino, otra vez sola, puesto que los tres animales siguen sin ayudarla. Y cuando regresa a la granja con la harina recién molida, también se niegan a participar en amasar y cocinar pan.

La gallina, con sus polluelos, amasa y mete el pan resultante en el horno, y el olor va llegando a los confines de la granja. Y entonces sí, sí que aparecen por ahí el perro, el gato y el pato.

A la pregunta de si les quieren acompañar para comerlo, los tres animales contestan que sí, y es entonces cuando la gallinita roja (en algunas versiones, la gallina Marcelina) contesta su frase mítica: “Ah, no. Yo sola planté el trigo, yo sola segué las espigas, yo sola fui al molina y yo sola cocí el pan,. Así que…¡el pan me lo comeré yo, con mis polluelos!”.

Y eso es lo que hizo.

lagallinitaroja2

Opinión Personal: es uno de mis cuentos populares favoritos, casi siempre supeditado a la frase final, una frase justa, un poco vengativa pero muy, muy justa. Es la frase que llevas esperando a lo  largo de la lectura.

La mayor parte de estos cuentos populares son moralistas, pero la lección viene dada, generalmente, por el mismo destino. Por ejemplo, en La Cigarra y La Hormiga es el crudo invierno el que da su merecido a la cigarra.

Lo bueno de este cuento es que es la protagonista la que toma las riendas, la que “se venga”, la que aporta justicia a la narración. Si no la han ayudado, ahora que no aparezcan a lo bueno. Además, ella se atreve a recochinearse un poco, al preguntarles que si desean tomar pan.

lagallinitaroja2

La adaptación del texto es muy adecuada; utiliza mucho la repetición, y siendo prosa, consigue que sea bastante poética. Los adjetivos definitorios de los tres animales, las frases que ellos siempre pronuncian, siempre las mismas… ayudan a los peques a hacer rutinaria la lectura. A los niños les gusta mucho que la lectura siga un patrón.

Las ilustraciones, preciosistas, son una delicia. La gallinita roja y sobre todo los cachivaches con los que siega, ara y anda en bici son un prodigio imaginativo. Los animales, aquí, aparecen como  “humanizados”, con la ropa (no viven en una granja como animales, sino como individuos). La expresión del gato, siempre con los párpados caídos, es francamente buena.

lagallinitaroja3

Recursos didácticos:

  • A partir del cuento, se explica el proceso de siembra, arado, crear harina, amasar pan.
  • Las ilustraciones tienen tanto cachivache que uno puede estar bastante tiempo señalándole al niño todo lo que es extraño.
  • Hablar de la necesidad de ayudar a los demás, y no sólo por la recompensa.
  • Vocabulario: ¿qué es holgazán? ¿Y qué significa jaranero?

Edades: de 1 a 4 años, pero más mayores sigue gustando. De hecho, es un cuento muy apropiado para adultos.

lagallinitaroja4

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “La gallinita roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s