El fantasma Fran

_2AFL8_173252.pdf

Título: El Fantasma Fran.

Título original: Spookje Spartacus.

Traducción: Gonzalo Fernández Gómez.

Autor del texto e ilustraciones: Guido Van Genechten

Editorial: SM.

Precio: 13€.

Resumen: Fran es un fantasma muy especial, lo saben desde su nacimiento (es rosa). Fran va, como los demás “niños” fantasma, al colegio de fantasmas, un castillo tenebroso donde les enseñan a “quedarse despiertos hasta muy tarde”, levitar… A Fran le gusta el cole, está adaptado. Le gusta la clase de “historia de fantasmas”, le gusta levitar… pero lo que no le gusta nada son las clases de “dar miedo”, impartidas por el director de colegio. Fran lo intenta y lo intenta, pero es incapaz de soltar un “¡Bú!”, por mucho que se esfuerce. Así que el director (que lo toma como una desobediencia) castiga a Fran a quedar recluido en la Torre Solitaria, y que aprenda allí a dar miedo de verdad.

Pero en la Torre Solitaria (que daba tanto miedo que ni los fantasmas se atrevían a acercarse por allí) se encuentra con Miau, un gato negro que estaba solito. Se hacen amigos y mutua compañía. Y, lo que es más importante, adecentan el lugar: confeccionan cortinas, manteles; limpian la torre; ponen flores en los jarrones. Encienden un lindo fuego. Son felices.

¿Y qué hacen los demás fantasmas, mientras tanto? Pues ir a verlos. Cuando se cansan de levitar acaban en la Torre Solitaria, a ver a Fran y a Miau, a tomar el té con ellos, pastas, y pasar un buen rato, dulce y amoroso, entre amigos.

elfantasmafran2

Opinión Personal: un libro estupendo en el que hay dos lecturas subyacentes. Por un lado, está la “diferencia” de Fran. No sólo que él (y sus papás) le aceptan como es: un fantasma dulce, incapaz de asustar. Los demás fantasmas, es decir, los “niños” también le aceptan así. No se burlan de él, sólo callan porque tienen miedo a la autoridad, encarnada en el director. Es decir, que la diferencia en el trato no la marcan los niños, sino que viene muchas veces marcada por los adultos (como en la vida real).

Por otro, yo he querido ver en el escritor una intención de demostrar la inutilidad del castigo. El director castiga a Fran, y como ha equivocado sus intenciones a Fran el castigo no le sirve de nada. De hecho, lo revierte completamente.

Pero si Fran hubiera sido, como el director pensaba, un desobediente, el estar confinado en la Torre Solitaria sólo hubiera servido para acentuar esa desobediencia. El castigo, pues (sobre todo el castigo autoritario, el castigo de “dejar solo al niño”), es inútil.

elfantasmafran3

Recursos didácticos:

  • Preguntar al niño “porqué es diferente Fran” (atender a las ilustraciones).
  • ¿Qué significa “levitar”? Para que lo deduzcan por el contexto, no porque se lo expliquemos (ampliar vocabulario).
  • ¿Cómo se sentiría el niño si fuese castigado por algo que no puede evitar? (desarrollar empatía).
  • ¿Le gusta el final del cuento? (imaginar otro)
  • Fijarse en las ilustraciones. Los fantasmas son retratados “Muy monos”, a pesar de ser ilustraciones oscuras, de noche…Señalarle lo que pone en una de las pizarras, detrás del Director.

Edades: 3 y 4 años, aunque con 2 se les puede leer perfectamente (la historia es muy sencilla). Y con 5, al no tener un texto muy largo, puede ser una buena primera lectura en solitario. La tipografía, aunque no esté en mayúsculas, es clara.

elfanstamafran4

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “El fantasma Fran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s