Feliz Día del Libro 2020

Es curioso (o no tanto). Llevamos 6 semanas de confinamiento y lo que yo pensaba que sería un tiempo para escribir y actualizar el blog, ha sido un tiempo de teletrabajo, deberes, manualidades con mis hijos y actualizar el otro blog (de la AMPA, en el que nos ocupamos de que todos los niños tengan acceso a ordenador y a sus tarjetas comedor).

Al final, está siendo un tiempo de mucha actividad y poca contemplación, poca meditación.

Quiero parar un poco y en este 2020, en este Día del Libro, recomendar las lecturas que a lo largo de estos años de infancia de mis hijos, más me han gustado:

Arroz, agua y maíz:

Ahora que tenemos que estar más implicados (porque formamos parte de ella) en la Educación de nuestros hijos, en sus tareas, en lo que hacen día a día… éste es un libro ideal para enseñarles diferentes formas de ver el mundo, de enterarse de otras culturas, y de dar un repaso a las variadas modalidades de la poesía (disponible en la nubeteca de Pintar-Pintar).

Bolso de Niebla:

María Rosa Serdio es una autora de obligada referencia en cualquier antología o recomendación. Podría decir muchas cosas de este ejemplar, pero comentaré la más sencilla: es precioso. Para disfrutar de la lectura, de la sensibilidad, de la poesía… de las ilustraciones (disponible además en la nubeteca de Pintar-Pintar).

El cambalache:

Soy fan de Jan Ormerod, y por eso compré este libro (aunque no son sus ilustraciones). De esos cuentos con muchísimo humor, para intentar paliar los celos entre hermanos, y descubrir que, después de todo, no están tan mal. Otro que nos encanta es El niño nuevo

Cuéntamelo todo:

¿Te hacen preguntas sobre el sexo? ¿No sabes cómo contestar y además, encerrados en casa, no tienes escapatoria? Este libro. No hay nada más completo. Y, además, te enteras de cosas. Otro relacionado con esta temática, que es divertido, interesantísimo, ameno y súper completo, y además de la misma editorial (Takatuka), es éste: La vida amorosa de los animales

El dragón de la chimenea:

Emponderamiento (disponible en la nubeteca de Pintar-Pintar).

El Viaje:

Ahora que estamos confinados en casa (y pasándolo algo mal) es un libro perfecto para desarrollar esa empatía en situaciones muchísimo más difíciles que ésta. Las ilustraciones, además, son perfectas.

El viaje de mamá

Perfecto por si alguien de la familia no puede estar ahora con nosotros

Gato Guille y los monstruos:

Durante muchos años, el cuento favorito de mi hijo mayor. A mí me sigue cautivando la historia de amor de este niño con su mamá, a la que mete miedo para estar con ella.

Harry Potter:

Pinchad en el enlace, y veréis porqué Harry Potter estará siempre en cualquier lista de recomendaciones literarias.

La araña hacendosa:

Otro de los cuentos favoritos de mis hijos, y además es de Eric Carlé. Este cuento da para años, puesto que es un juego, enseña sobre animales, es cíclico… Eric Carlé en estado puro.

La isla del abuelo:

Es una de mis lecturas favoritas. Desde luego, el libro que mejor habla sobre la muerte y la despedida. Si los niños están pasando por un proceso similar (o los adultos) no puedo recomendar cuento mejor.

La tortuga Todavabién:

Lectura imprescindible SIEMPRE, pero sobre todo ahora. Nos recuerda la importancia de preocuparnos por el mundo de modo global y solidario, aunque sea por egoísmo: a la larga lo pagaremos.

Lo que no vio caperucita roja:

Un libro diferente, en ilustraciones, perspectiva…

Madlenka:

Justo ahora que no podemos salir de casa, nos viene bien conocer a Madlenka, que recorrió todo el mundo en una tarde, dando simplemente una vuelta a la manzana.

Malo:

Obra maestra. Takatuka.

Míster Magnolia:

Quentin Blake, poesía, alegría… y enumerar que podemos ser felices hasta faltándonos una bota.

Mitos de Asturias:

Con este volumen, además de disfrutar de buena literatura e ilustraciones, damos un repaso por los mitos de Asturias. Perfecto para dar clase de Cultura Asturiana (disponible en la nubeteca de Pintar-Pintar).

Nueve Cuentos Azules:

9 cuentos, cada uno de ellos diferente al anterior. Temática amplia. Con este volumen cumples muchos deseos (disponible en la nubeteca de Pintar-Pintar).

Podrías:

Más necesario que nunca.

Rojo. Historia de una cera de colores:

Para explicarles lo que conlleva una etiqueta.

Sapo y sepo:

¿No habéis leído todavía a Sapo y Sepo? Pues uno no puede vivir sin ellos…

Te quiero igual:

Ahora que estamos todo el día en casa, y estresados, y puede que riñamos un poco más de la cuenta los papás, o que se porten peor los niños, este libro es perfecto para recordarles que eso no influye en nuestro amor. Y viene con actividades.

¿Qué ves?

Para desengancharnos del móvil y engancharnos a la realidad.

Amorina Motosierra:

Para reírnos (disponible en la nubeteca de Pintar-Pintar).

Lola se va a África

Todos queremos escapar de nuestra realidad, como Lola. ¿Se daría alguien cuenta si nos vamos?

Poemas de la Oca Loca:

No puede faltar Gloria Fuertes.

La casa de Tomasa:

Completísimo. Lo tiene todo.

La carta:

Desde que empezó el confinamiento valoro más (al quedarme menos) las hojas de papel.

 

 

 

Y de repente se fue la luz… de la luna

2

Título: Y de repente se fue la luz… de la luna.

Autor del texto: Xavier Frías Conde.

Autora de las e ilustraciones: Laufer.

Editorial: Pintar-Pintar.

Precio: 15€.

Resumen: En el reino de Lendataria (imagen de un pueblo por la noche, parece medieval) la luna había desaparecido del cielo.

Todo el mundo desesperado (excepto los hombres lobo).

El rey (llamado Migaja III, y que además es algo burrete), a instancias de su consejero (muuuucho más listo que él) invoca a la población a que encuentren una solución.

Van a dar una recompensa buenísima: cien monedas de oro, mil de chocolate, un diccionario para entender a los jabalíes y una silla para poder montar un elefante.

Comienza la sesión de los solucionadores: primero aparece un mago que les propone cambiar el pueblo de sitio hasta llegar a uno donde se vea la luna… pero no sabe cómo cambiar el pueblo, evidentemente.

3

Luego llega otro que les da una receta de cocina… porque cree que está en un concurso de cocina.

“Pero de repente, una mujer vestida normal, con una vara con luz en un extremo, alzó la vara hacia la luna y la luz se dejó ver por el horizonte ya brillando”.

Todo el mundo se volvió loco con esa mujer. Tenía que ser maga. La agasajaron, la felicitaron, la ensalzaron… pero ninguno la escuchó.

Querían nombrarla consejera, jefa o algo importante. Pero ella no quería. Porque ella sabía la verdad.

Era una farolela, cuyo trabajo era encender las farolas por la noche, y se había percatado de que a la luna se le había apagado la mecha. Tan simple como eso.

Así que por la mañana temprano se marchó del palacio real, de puntillas, y volvió a su vida de farolera. Eso sí, atenta cada noche a que la luna no se volviera a quedar sin luz.

1

Opinión Personal: niños con ojos abiertos y silencio absoluto escuchando embelesados este cuento que aúna humor (muchísimo) con una historia “antigua” pero muy actual.

Todo el cuento ocurre por la noche. Todas las ilustraciones están en negro y su gama (morados, violetas) en los que contrastan los amarillos de las casas de la gente (ellos son la luz) y la llama naranja, como su pelo, de la farolera.

Es un cuento antiguo, como digo, en el que se cumplen las premisas de las narraciones orales de siempre: un reino lejano, un problema, un rey que ofrece una recompensa, una sucesión de soluciones, hasta que alguien (siempre el más inesperado) llega con ella (generalmente, como en este cuento, en tercer lugar).

6

Pero este cuento tan “clásico” viene con novedades: el humor (la alusión a los hombres lobo); el rey que es abiertamente tonto pero tiene un consejero más listo; el tipo de recompensa; los solucionadores (que son desenmascarados de inmediato, mientras en el cuento clásico se tarda algo más); la heroína (mujer)… y el final.

Es ahí donde estriba la gran diferencia con la narración de siempre: la heroína no se queda en Palacio. No es casada con un príncipe, no sube de categoría social.

La heroína, que en todo momento se mantiene anónima, prefiere seguir con su vida, y sin pompa ninguna se va…

5

Y al irse sin explicación no explica (al pueblo) la solución. Nos la explica a nosotros, los lectores, que aprendemos varias cosas:

  • Que el reino buscó soluciones… sin buscar causa ninguna.
  • Que las explicaciones lógicas son más plausibles que las mágicas.
  • Que todos los oficios, sin excepción, son importantes.
  • Que la gratificación puede (y debe) ser personal, del trabajo bien hecho, no de un premio constante (quizás ésta sea la más valiosa lección).

Nunca unas ilustraciones tan oscuras fueron tan bonitas y divertidas.

4

Recursos didácticos:

  • Discurrir: ¿qué solución se le hubiera ocurrido al niño para que la luz de la luna volviese?
  • Meditar: ¿y si lo que hubiese faltado fuese la luz del sol? ¿Qué consecuencias traería?
  • Conocimiento: ¿importa que la luz de la luna desaparezca? ¿Es menor importante que el sol? Hablarle al niño de las mareas, por ejemplo.
  • Memoria: ¿se acuerda el niño de cuál fue la recompensa? ¿Es capaz de enumerarla? ¿Le parece útil?
  • Juego: ¿qué más cosas hubiera ofrecido él de recompensa?
  • Conocimiento interno del niño: ¿le hubiera gustado a él dar una solución? ¿Y que le premiaran? ¿Se hubiera quedado a vivir en palacio o se hubiera ido?
  • Arte: dibujar y colorear algo con colores oscuros, como en el cuento, a ver si queda igual de bonito.

 Edades: a partir de 4 años.

 

 

Cuentos en tiempos del Coronavirus

Pasar esta cuarentena en casa pequeña con gran familia, con niños… es difícil. Pero aún es más difícil ser mayor y estar solo (o igual estar solo, simplemente).

El enemigo del que está solo es el aburrimiento, el no saber qué hacer. Cuando eres más joven lo tienes más fácil; lo digo por amigos que están pasando esta cuarentena solos y aprovechan a limpiar, hacer cursos online, escribir (unas), crear canciones (otros), teletrabajan…

Los mayores (pienso en mi padre, sobre todo) lo tienen complicado.

Y luego estamos los que tenemos niños, que quizás el aburrimiento no sea el problema, sino la saturación. Intentar teletrabajar con ellos en casa. O, si no tienes que trabajar, estar con ellos. Todo el día. Buscar cosas que hacer, que sean lúdicas pero también didácticas. Intentar que no se peguen entre ellos. No enchufar mucho la tele (nosotros no les dejamos Tablet ni ningún dispositivo, tienen 3 y 6 años nada más), aunque es inevitable hacerlo más que otras veces…

Al final, en nuestro caso, lo mejor ha sido estructurar un poco el día. Hacemos una asamblea (se le ocurrió a la profe de infantil, que nos envió un mail contándonos lo que hacían en clase, además de mandarnos las canciones). En la asamblea cada día uno es el encargado, decimos lo que nos gusta de estar confinados y lo que no, a qué amigos echamos de menos y a quién no. Qué día es de la semana, qué mes, qué estación, ¿hace bueno o malo?, cantamos las canciones que nos mandó la profe, escribimos fecha en el encerado (el mayor), el nombre (el pequeño), cuántas letras tiene el nombre, qué número, números vecinos, ahora en inglés.

Son 20 minutos que estructuran un poco. Y luego empezamos con las “clases” (gimnasia, música, dibujo, sumar-restar, leer ….).

Pero todo, TODO, está condicionado a una hora: 12:30. ¿Por qué? Porque a esa hora llega David Acera, con conexión en vivo en Facebook, a contarnos sus Cuentos Domiciliarios.

David acera

Y los niños se agolpan a escucharle (es un cuenta cuentos profesional magnífico); y la selección de cuentos es impecable. Y a David, además de regalarnos ese trabajo de su tiempo (qeu no es sólo la media hora de cuento, claro, lleva mucha preparación), se le ocurren más cosas: que hagan un dibujo esa tarde y que lo colguemos en Facebook. Que a las 11:30 todos los días va a saludar a los niños. Que los miércoles vamos a acudir a esta cita disfrazados (y los niños empiezan hasta a tener ilusión por este confinamiento).

Y después de eso, en casa, releemos los libros de David. Intentamos contarlos como él. Hacemos los dibujos, hablamos del día siguiente. En el grupo de wasap del cole (Colegio Público Veneranda Manzano).bromeamos sobre a quién ha saludado y a quién no.

Nuestros días se están organizando, pues, en torno a un cuentista. Y estamos encantados.

También hay otro tipo de iniciativas: Pablo Fraile Dorado, que ya lleva publicados 4 cuentos infantiles, hace conexiones por las tardes para contarlos también.

Los Payasos de Hospital siguen con su horario habitual pero desde su casa, y esta vez lo vemos todos.

Las editoriales, como Pintar-Pintar, dejan abiertos sus contenidos y podemos acceder a ellos de modo gratuito.

Espectáculos de magia que hacen aplaudir a toda la familia, de instituto de magia…

Dentro de este confinamiento la cultura nos ha servido para no volvernos locos. Para evadirnos de la realidad, para poder volar un poco.

Así que aprovecho para aconsejar, a quien esté pasando esta cuarentena solo, a quien las paredes se le están viniendo un poco encima y el desánimo le empiece a cubrir… que se conecte también a estos cuentos. Que se conecte con el mundo.

Que los cuentos infantiles son un poco para todos. Que no hace falta esperar a las 8 (cuando salimos a la ventana a aplaudir… mis hijos ya van con instrumentos) para sentirse parte de algo.

Ánimo a todos los que estamos pasando esto.

Y GRACIAS a los que nos ayudáis a sobrellevarlo.

Un indio como tú y yo

1ind

Título: Un indio como tú y yo.

Título original: Een indiaan als jij en ik

Traducción: Gustau Raluy.

Autora del texto: Erna Sassen

Autor de las ilustraciones: Martijn van der Linden

Editorial: Takatuka.

Precio: 16€.

Resumen: “A Boaz le gusta el silencio. Pero no le gusta estarse quieto”.

Boaz es un niño holandés que, encaramado a un árbol, en los confines de la ciudad/pueblo donde vive, se imagina que es un indio y observa pastar unos ponis.

Su madre cree que Boaz está con sus amigos, pero la verdad es que Boaz no tiene amigos. Seguir leyendo

Tú ahí dentro y yo aquí fuera

1

Título: Tú ahí dentro y yo aquí fuera.

Autora del texto: Kristina Scharmacher-Schreiber.

Autora de la fotografía: Thekla Ehling.

Traducción: Patric de San Pedro.

Título original: Du da drinnen & ich hier drauben

Editorial: Takatuka.

Precio: 15€.

Resumen: Es un cuento dirigido a niños que van a tener un hermano. La protagonista (no hay ilustraciones, por cierto, son todo fotografías) es una niña de unos tres años cuya madre está embarazada.

Para que sepa cómo se siente el bebé el cuento plantea una serie de actividades relacionadas con los sentidos. Seguir leyendo

Litos no puede dormir

1Título: Litos no puede dormir.

Autora del texto: Mireia Sánchez.

Autor de las ilustraciones: Litos (Litosfera).

Título original: En Litus no pot dormir.

Traducción: Mireia Sánchez.

Editorial: Takatuka.

Precio: 15€.

Resumen: “Éste es Litos. Ésta es Mimí”.

Mimí y Litos son amiguísimos, vecinos, compañeros de cole y andan sobre los 6-7 años.

7

Pero hace unos días que algo raro le pasa a Litos, porque se duerme por los rincones” (diversas imágenes de Litos, graciosas, durmiéndose al desayunar, al caminar… e incluso haciendo la vertical).

Litos le acaba contando a Mimí que no puede dormir por culpa del monstruo del armario, que no es que lee de miedo, sino que es un poco pesado y habla y habla. Seguir leyendo

Lo que no vio Caperucita Roja

1

Título: Lo que no vio Caperucita Roja.

Autora del texto e ilustraciones: Mar Ferrero

Editorial: Edelvives.

Precio: 15€.

Resumen: El cuento empieza contándose desde la perspectiva de Caperucita, que nos explica quién es (9 años, hermana, casa azul, bosque, color favorito…).

Caperucita explica que, debido a que su hermana está en una edad “difícil”, le toca a ella hacer recados y es por eso que va a casa de su abuela con una cesta de cosas ricas. Caperucita encantada de salir de casa y disfrutar del día, hasta que tropieza con “algo peludo y apestoso”. Seguir leyendo

En mi casa somos…

1

Título: En mi casa somos…

Autora del texto: Isabel Minhós Martins

Autora de las ilustraciones: Madalena Matoso.

Título original: Ca em casa somos…

Traducción: Patric de San Pedro.

Editorial: Takatuka.

Precio: 15€.

Resumen: “En mi casa somos 6 cabezas (padre, madre, 2 niños, 1 bebé, 1 perro), cada una pensando en sus cosas…”

Arranca así el libro, con una ilustración que es todo color (sin líneas, muy de Madalena Matoso ) de la familia. Seguir leyendo

Este libro no es para ti

1

Título: Este libro no es para ti.

Autor del texto: Álex Nogués.

Autora de las ilustraciones: Bea Enríquez.

Editorial: Takatuka.

Precio: 15€.

Resumen y opinión Personal: “Este libro no es para ti” es un libro que es para todos, porque es un libro que habla de todos los libros.

Encuadernado en duro, prolífico en colores, parece ir dirigido hacia los más pequeños pero su lectura se puede ampliar un poco más.

Nos encontramos con un pajarraco que con la orden “este no es un libro para niños pequeños” consigue hacerlo más apetecible para la niña protagonista (siempre acompañada de su perro), quien se hace con él y va leyéndolo, junto con nosotros, mientras todos escuchamos las advertencias del pájaro. Seguir leyendo